El reciente informe de Binswanger revela que la vacancia de oficinas prime en Lima se elevaría a 23% para el 2016, mientras que el actual escenario político afectaría la absorción de estas.

Tendencias

Los principales mercados de oficinas de Latinoamérica atraviesan o están a puertas de atravesar períodos de sobreoferta. Tal es el caso de Lima, Santiago y Bogotá, ciudades que hoy en día, son observadas en simultáneo por diversos inversionistas inmobiliarios.

Lima tendría el peor escenario, ya que el nivel de vacancia prime bordearía el 20% al finalizar el año y para el 2016 estaría cerca del 23%. Sin embargo, el peso de la sobreoferta sería más fuerte en Bogotá y Santiago. Estas ciudades tendrán mucho más metros cuadrados vacantes que Lima (cada una más de 220,000 m2 libres al cierre del 2016).

Para el 2016, la oferta proyectada se reducirá casi a la mitad de lo que se entregará en el 2015.

Hasta el 2013, en Lima, Santiago y Bogotá, se observaron incrementos en los precios de alquiler por las bajas tasas de vacancia de los años anteriores. Hoy, el crecimiento gradual de la vacancia y las expectativas de la sobreoferta para los siguientes años, están afectando negativamente al precio de alquiler.

Proyecciones

Binswanger estima que, para finales del 2015, el stock total de oficinas prime de Lima sea de 798,026 m2. Durante este año se deberían entregar 12 edificios de clase prime que suman un total de 213,031 m2.

Este nivel de nueva oferta equivale al doble de lo entregado durante el 2014 y corresponde además, a su mayor nivel histórico.

A pesar de que en el 2015 hubo resultados negativos en cuanto a la inversión privada, el reporte afirma que la absorción neta de oficinas prime será mayor al resultado del 2014 hasta en 20%. Por lo tanto, no se puede decir que el problema actual del mercado sea una contracción de la demanda.

Sin embargo, durante los siguientes meses el escenario político definirá las expectativas económicas para los siguientes años. De acentuarse la incertidumbre, los resultados de la absorción de oficinas para el 2016 y 2017 podrían verse negativamente afectados.

Para el 2016, la oferta proyectada se reducirá casi a la mitad de lo que se entregará en el 2015. En total, serían 138,225 m2 y los submercados donde se concentraría esta nueva oferta serán Surco y Magdalena.

Las tasas de vacancia de casi todos los sub-mercados estarían por encima del 15%, por lo que es muy probable que se acentúe el ajuste de precios durante los próximos meses.