Gerizim Inmobiliaria

Espacios de vida

Las cinco maneras en que su ego podría matar su negocio y llevarlo al fracaso


170044

Usted no lo es todo; deje de pensar sólo en sí mismo y concéntrese en el éxito de su equipo y su empresa; las claves para lograrlo

Patti Johnson

El reconocimiento personal es algo que deseamos desde la infancia. La ambición que lo llevó a esforzarse por conseguir una medalla en una competencia deportiva de chico mutó a lograr la mejor oficina en su vida empresaria. Nuestro ego se alimenta del aplauso y desarrollamos una concentración aguda en lo que necesitamos conseguir. Pero, como cualquier conquista impulsada por el ego, hay que pagar un precio.

Cuando este impulso por obtener reconocimiento personal y éxito domina sus pensamientos, puede distraerlo de hacer algo importante que lo exceda a usted mismo. El éxito personal genera la necesidad de más éxito. Pronto estará tratando de lograr sus propias metas impulsado por su ego sin considerar al resto de su equipo…o su negocio.

Esta mentalidad de estar centrado en sí mismo puede hacer que pierda oportunidades que se le presentan. En cambio, cuando piensa en términos de “nosotros”, puede poner la mira en un premio más grande: lo que es mejor para todos, en vez de lo que es mejor para usted.

Estas son cinco maneras en las que concentrarse demasiado en el reconocimiento y el éxito personal puede crear obstáculos.

1. Asociar el aprendizaje con debilidad. Muchos líderes creen que deben tener todas las respuestas. Por tanto asocian el aprendizaje con debilidad. Como resultado, un mayor éxito sólo lleva a más presiones para demostrar que sus logros no son casualidad. Pero no pueden saber todo, especialmente en tiempos de cambio.

Sí debe aprovechar su conocimiento y experiencia, pero no se puede adaptar a nuevas circunstancias o cambios en el ambiente de negocios sin hacer preguntas. Los mejores líderes son naturalmente inquisitivos y están abiertos a ideas innovadoras. Son lo suficientemente humildes como para hacer preguntas, escuchar a los demás y buscar opiniones de otros para resolver problemas.

2. Considerar demasiado arriesgada la innovación. Una manera importante en la que ser un sabelotodo obstruye el crecimiento es que impide la innovación y que aparezcan nuevas ideas. Comenzará a pensar que el riesgo de fracaso es demasiado grande. La creatividad se impone en medios en los que la gente se siente cómoda al explorar ideas y experimentar sin temor a que haya consecuencias negativas.

Piénselo así. Hay que equivocarse mucho para llegar a la solución correcta de un problema, especialmente si es nuevo y desconocido.

La innovación requiere pensar con mayor amplitud y diferente. Si su medida del éxito se basa sólo en sus logros personales, no entenderá lo que la empresa necesita que haga o sentirá que el riesgo es demasiado grande como para enfrentarlo. Los grandes empresarios cuentan los incontables fracasos que tuvieron antes de que despegaran sus ideas.

Gap International estudió a más de 500 ejecutivos exitosos entre 2003 y 2014. Encontró que más del 87% de ellos citó una clara concentración en los demás como una parte inmensa de la visión detrás de sus emprendimientos.

Está el caso de Richard Branson. Virgin Group contiene a cientos de compañías y, si bien su éxito puede atribuirse a muchas cualidades, su concentración en los demás -sus empleados y clientes- lo llevó a un éxito personal asombroso.

3. Basarse en las respuestas de ayer. Los investigadores en biotecnología demostraron que la gente se basa en sus experiencias pasadas para tomar decisiones. Puede ser de gran ayuda cuando enfrenta situaciones familiares complejas, con información limitada; así es como usa su experiencia. Pero los éxitos pasados pueden hacer que pierda de vista hechos e información nueva. La clave está en ver si la situación actual es realmente igual a la anterior. Aunque sea un experto en el sector, si se enfrenta a nueva tecnología o un cambio en el mercado, sus respuestas pasadas pueden no ser adecuadas. Es crítico reconocer que una situación nueva puede no resolverse con la misma clave que usó antes.

4. Su reacción a la resistencia es personal. Hay una correlación directa entre la búsqueda de reconocimiento personal y la persistencia. Cuando esté haciendo algo nuevo y difícil habrá resistencia y fracaso. Pero cuando manda el ego, los fracasos y los contratiempos se vuelven intensamente personales. En vez de comprender que determinada idea tenía un interés limitado en ese momento o que no estaba bien presentada, puede tener una reacción muy personal. Suponer que usted o sus ideas no le gustan a la gente hace que sea demasiado difícil seguir adelante.

En cambio, la gente concentrada en “nosotros” se preocupa por el impacto mayor que quiere lograr. Aprende de los reveses, calibra las cosas y sigue adelante. Lo que la mueve es el resultado final. Para esa gente los reveses son esperables y manejables, no los ven como puertas cerradas.

5. Su definición de éxito viene de afuera. Los líderes centrados en sí mismos adoptan decisiones a partir de normas externas de éxito. Permanecen en puestos bien pagos aunque los hagan sentir muy mal. Toman decisiones de corto plazo que no sirven al interés de la organización o la gente que trabaja en ella, porque llevarán a premios o ganancias personales mayores.

Por ejemplo, un líder al que asesoré había logrado un gran éxito, pero no se sentía realizado. Su verdadera pasión era educar a los demás. Comprendió que, aunque no era docente, contaba con una plataforma única desde la cual educar no sólo a su equipo, sino también a sus clientes. Comenzó a ver su trabajo de modo diferente y a reescribir su definición personal de éxito. Ese cambio se alimentó de poner más el acento en “nosotros” que en “yo”.

En términos de satisfacción, las reglas externas a menudo tienen patas cortas. Un aumento de salario o una promoción lo motivan por un rato, pero tener una meta y un propósito mayor es más duradero. Lo maravilloso de los objetivos que se centran en lograr un mayor impacto y mejorar la vida de los demás es que este éxito también lo beneficiará a usted.

Todos los grandes líderes quieren tener éxito. Pero concentrarse en “nuestro” éxito en vez de sólo “su” éxito hará mejor a su negocio, su organización y su comunidad.

Traducción Gabriel Zadunaisky

lanacion

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el octubre 28, 2015 por en Noticias, Tendencias.

Gerizim Inmobiliaria

Informes@gerizim.com.pe
Visitanos en facebook, twitter o nuestra página web, solo sigue los links de las imágenes

Derechos de autor

En este blog se respetan los derechos de autor, es por esta razón que toda fuente consultada al final de su presentación indica la dirección de la fuente primaria.
Follow Gerizim Inmobiliaria on WordPress.com

Gerizim Inmobiliaria

A %d blogueros les gusta esto: