Gerizim Inmobiliaria

Espacios de vida

Alonso Segura: “El Perú sigue siendo una economía con uno de los mejores desempeños”


70725

Alonso Segura Vasi. Ministro de Economía y Finanzas. Economista de la Pontificia Universidad Católica del Perú que cuenta con maestría y estudios doctorales en Economía en la Universidad de Pennsylvania, Estados Unidos.

Escribe:
Rumi Cevallos
Buscar que el Perú pueda capear la desaceleración de la economía con responsabilidad, planificación y en forma ordenada es una de las tareas emprendidas por el ministro de Economía y Finanzas, Alonso Segura, quien tiene confianza que las medidas que el gobierno dio y que están por salir darán los resultados para hacer frente al mal momento, que por fuentes externas e internas impactan en las cuentas nacionales. Respecto del esperado aumento de la Remuneración Mínima Vital, señala que la decisión está en manos del presidente de la República.

Qué pasó, ministro. ¿Por qué le pidió al Presidente que no hable nada del Sueldo Mínimo Vital en el discurso de Fiestas Patrias?
Yo no le he dicho nada de eso al presidente de La República.

¿Le recomendó no subirla?
Uno no revela nunca cuáles son las decisiones internas de gobierno. Pero lo cierto es que está en evaluación. Es una pena que no se haya logrado un acuerdo entre empleadores y trabajadores en el Consejo Nacional del Trabajo. El gobierno nacional dirá cuál es su posición. La decisión final la toma el presidente de la República.

Cuándo se tomará la decisión…
Eventualmente el gobierno dirá su posición y no hay una fecha límite, pero sabemos que debemos tomar una decisión que debe ser la más informada posible y acorde también con la coyuntura, obviamente antes de que termine el gobierno.

De otro lado, el Perú ya no es la estrellita en los estimados de crecimiento en la región. ¿Qué dice sobre ello?
El Perú sigue siendo una de las economías con uno de los mejores desempeños. Lo que creo que se tiene que analizar los desempeños de una región que según el Fondo Monetario Internacional crecerá 0,5% y sigue apostando sus pronósticos a la baja. Una región que en el pasado, en las épocas de la bonanza de las materias primas crecía 5%. Los países que son economías más grandes, más abiertas y más dependientes de las materias primas son los que están sintiendo el choque adverso. Dentro de los países con grado de inversión, de los países medianamente grandes, el Perú sigue estando arriba de la tabla, y eso hay que mantenerlo en el tiempo.

Qué medidas efectivas tomará para evitar mayor caída y recuperar ese crecimiento al que ya nos habíamos acostumbrado?
Lo que estamos haciendo es responsable, planificado y ordenado. El Perú fue el primer país que empezó a implementar políticas contracíclicas. En el primer trimestre del año pasado hemos venido secuencialmente adoptando medidas en dos canales, en política de corto plazo que es contracíclica pura y en el otro canal de seguir impulsando reformas y medidas que apuntalen productividad, competitividad y generar motores adicionales de crecimiento.

Pero no fueron suficientes porque no se siente la recuperación. Muestra de ello es la queja de los exportadores por el descenso de los envíos al exterior…
Habría que analizar la razón. Hay un factor precio que es importantísimo. El índice de precios de nuestra canasta exportadora ha sufrido y es el quinto año de caída consecutiva, es la caída más prolongada que se ha dado y es la más severa en 65 años. En lo que va del presente año ha caído 15% el precio de las materias primas, solo este año, eso ya demuestra la magnitud del choque al que nos estamos enfrentando. Cuando se ve el valor de las exportaciones, una parte importante es el efecto precio, los precios de los bienes exportados han caído, por tanto el valor de las exportaciones, consecuentemente cae. Pero hay un segundo factor, y eso en particular en algunos rubros de exportaciones no tradicionales, y es que en estos más del 40% están destinados a mercados de la región que antes crecía más de 5% y ahora básicamente nada, está en 0,5 y a la baja. Eso no se soluciona con medidas artificiales. Eso se soluciona trabajando y abriendo mercados que es lo que estamos haciendo y además seguir trabajando en mejorar la competitividad del país.

¿Y cómo mejorar?
Invirtiendo en educación, en conectividad, trabajando en diversificación productiva para abrir un abanico de exportaciones de productos exportables, incluyendo e integrando las cadenas globales de valor. Esa es la manera seria y sostenida de hacerlo y es lo que está haciendo el gobierno.

Indicó que se revisarán las cifras macroeconómicas en agosto. ¿Cuál es el estimado para este año, el 2016 y el 2017?
En la segunda mitad de agosto se hará la difusión de las proyecciones del Marco Macroeconómico Multianual. En este momento están en elaboración y haría mal en adelantarla.

¿Cuáles son las medidas que su gestión hará en el corto plazo, para poder, de alguna manera, reactivar la economía?
Las medidas las hemos venido dando casi hace dos años y medio.

Insisto, no han dado resultados.
No es que no se haya dado resultados, porque no hay un contra fáctico, un contra factual. Habiendo enfrentado la economía peruana un choque de precios de exportación más grande, no sé si de la historia pero sí de los últimos 65 años, la economía sigue creciendo y eso en respuesta de la resiliencia de la economía y de las medidas tomadas, no solo económicas por el lado del MEF sino también del Banco Central.

¿Y cuáles son las medidas que vienen dentro de las facultades para legislar en materia económica?
Las que hemos dado en facultades legislativas son por un lado algunas presupuestarias. El primer decreto legislativo (DL) que sacamos, el 1176, se enfoca en materia de ejecución de inversiones para que podamos dar presupuesto de manera ágil, y asegurar ejecución. El problema no es el tamaño del presupuesto, el problema es que se gaste. Por otro lado, hay otros DL, unos que ya salieron y otros que están en elaboración que tienen algunos de ellos impacto en el corto plazo y otros que se van viendo con el tiempo, otros que hemos sacado para el mercado inmobiliario, hemos dado un impulso al Fáctoring y hemos sacado la ley y a los dos días el reglamento. Eso es vital para que las pequeñas y micro empresas puedan, con el uso de sus facturas, recuperar liquidez y no tengan que enfrentar costos de financiamiento caros en el mercado. También hemos dado un DL para acelerar la implementación de ciertas aristas del plan de diversificación productiva, por ejemplo los CITES. Estamos trabajando en los reglamentos, así como los de otras leyes que salieron a iniciativa del Ejecutivo. Creo que la ley 30327 estuvo seis meses en el Congreso y finalmente salió a fines de mayo, y también estamos en la etapa de elaborar los reglamentos, que son como cinco que se desprenden de esa ley. Eso acelerará los permisos, acortará tiempos sin debilitar los marcos ambientales para hacerlos más ordenados y en simultáneo fortalecer equipos de seguimiento para identificar dónde hay barreras a la inversión, reglamentos de servidumbre, entre otros.

¿Cuáles son los decretos legislativos que vienen?
Hay varios. Hay unos que también busca hacer más eficiente los procesos de adquisición de terrenos para obras de infraestructura (ley de expropiaciones). Estamos trabajando otra para obras por impuestos, para resolver algunos problemas que hemos identificado y queremos corregirlas para que pueda continuar empleándose de manera ágil. También un cierto ordenamiento de Asociaciones Público Privadas para que sean más predecibles y enfrenten algunas controversias en el futuro. Eso es, entre otras medidas que estamos implementando. Por el lado fiscal, es asegurar la ejecución presupuestal. Ya dimos medidas tributarias, Sunat ya dio una medida de fraccionamiento tributario que debería dar respiro a los agentes tributarios.

Siempre las medidas de reactivación van por el lado de la oferta, pero ¿cuándo por el lado de la demanda? Las últimas fue facilitar el retiro de la CTS y la gratificación sin descuentos, y se esperaba el aumento de la RMV. ¿Qué hay por la demanda para un impacto a corto plazo?
Por el lado de la demanda, muchas de las cosas que se piden ya la hicimos, porque hemos actuado con anticipación y justamente están ya corriendo a esta altura del partido. Por el lado de la demanda es también todo el despliegue de presupuestos.

¿Qué tanto se está fajando el sector privado por el país?
Lo cierto es que el año pasado la inversión privada cayó ligeramente y este año también estaba cayendo. Tenemos que ponerlo en perspectiva de máximos históricos y eso responde a una serie de factores. El primero de ellos es que estamos enfrentando un choque externo muy significativo y la caída del precio de las exportaciones, la más grande en más de 65 años. La situación es complicada, tenemos a China desacelerándose, a Estados Unidos con una política monetaria que la va a empezar a subir próximamente que podría ser entre agosto o setiembre y hay la probabilidad de un fenómeno El Niño. Pero lo otro es que estamos en un año ya electoral y típicamente cuando eso ocurre se genera incertidumbre.

¿Ya afecta a la economía?
Este ciclo electoral está siendo un poco más ruidoso de lo normal y sí está incidiendo en las expectativas (de inversión) y eso es lo que hace que ciertas decisiones se retrasen y ya es lamentable. Parte de la labor del gobierno y desde el Ministerio de Economía es hacer lo posible para que esas decisiones no se posterguen. Lo importante es generar confianza e ir más allá de la labor del gobierno. La situación política en este momento no coadyuva a generar mayor flujo de inversión, pero hay que poner las cosas en perspectiva porque hay ciertos factores allí que son de coyuntura, porque los fundamentos del Perú son sólidos y de alguna manera los inversionistas ven que el Perú sí tiene buenas perspectivas y que tiene un gran futuro y que los fundamentos se mantienen incólumes.

¿No será que el ministro de Economía no brinda confianza a los inversores?
Eso no me corresponde a mí evaluarlo. Venimos trabajando ya hace bastante tiempo con medidas concretas y de apoyo a la reactivación de la economía en el corto plazo como con medidas de mediano plazo.

La Reserva Federal de EEUU va tomar la decisión de subir su tasa de interés y eso impactará rotundamente en el tipo de cambio. ¿Cómo ayudará usted al BCR para revertir la volatiidad que se viene con fuerza?
La política cambiaria es competencia del Banco Central.

Pero obviamente le preocupa…
Es un factor que tenemos en el radar. Los mercados tienden a adelantarse, y eso también ya lo señaló el presidente del BCR, una parte de este efecto depreciatorio del sol ya se dio con anticipación. Podemos discutir hasta el final de los días si el 100% ya está descontado o si ya se dio solo una parte o si el choque externo continúa acentuando lo cual podría implicar una mayor depreciación. Lo cierto es que el Banco Central viene implementando una política muy responsable que limitó la fluctuación indebida del tipo de cambio y que permitió que haya una transición bastante más suave a lo ocurrido en otros países. Fuera de eso, lo que estamos haciendo con el BCR es coordinar finalmente los manejos de liquidez, la disponibilidad de recursos del tesoro público para coadyuvar un manejo de la política cambiaria y monetaria que sea muy fina. Te diría que estamos mucho más coordinados en cualquier punto que en el pasado.

¿A cuánto ascienden los ahorros del gobierno?
El fondo de estabilización fiscal tiene aproximadamente 4,6% del PBI, es decir entre US$ 9 mil y US$ 10 mil millones. Hay adicionalmente una serie de otros ahorros de distintas entidades del sector público de los distintos niveles de gobierno que son saldos de balances de recursos en cuenta. Algunos de ellos son intangibles y otros de ellos tienen fines específicos, estos otros ahorros equivalen a algo de 10% del PBI, pero no todos son de libre disponibilidad. Tenemos las reservas necesarias como para poder hacer uso en tiempos de baja de ingresos como ahora.

Que es lo que se va a utilizar para estos momentos de desaceleración…
Hay reglas claras dentro de la Ley de responsabilidad fiscal, de gatillos específicos que hacen que de vez en cuando se pueden usar estos ahorros y en qué medida se pueden usarlos. Es parte de la estrategia de financiamiento, que es competencia del Ejecutivo implementarlo.

Pero, ministro…qué hace ese dinero guardado, debería estar moviéndose y utilizándose porque se requiere inversión, crecimiento y generar empleo.
Se requiere todo eso, pero con responsabilidad. Si uno se remonta a cuál es la mayor fortaleza de la economía peruana, creo que todos estaríamos de acuerdo en que esto es sustento de su fortaleza macroeconómica, que se construye en el día día y eso es lo que estamos haciendo. El esfuerzo fiscal que se está haciendo en esta coyuntura es tremendo. Ya lo dije y algunos no lo creían que el déficit fiscal iba a pasar el 2% del PBI y va a estar por debajo de eso dado que se ha acentuado el shock externo, digamos que la caída de los ingresos es mayor a lo proyectado. Entonces hay un gran esfuerzo fiscal por tratar de contrapesar la desaceleración que ya está, la economía ya está creciendo algo más gradual de lo que se esperaba, pero evidentemente eso responde a dos grandes factores. Uno es un shock externo que se está acentuando y no se está diluyendo como hubiéramos deseado y lo otro es este entorno político que está afectando algo más de lo que ha ocurrido en otros ciclos políticos.

Estamos destinando recursos como nunca para mitigar los desastres
¿Cuál sería el efecto del Fenómeno El Niño en el resultado del crecimiento del próximo año, ya que se pasó de moderado a uno muy fuerte?

Eso está siendo evaluado. Hay una gran ventaja. Hay allí factores mitigantes pero en un entorno de incertidumbre. Lo primero es que este Niño está golpeando en época seca, en invierno, y eso hace que el efecto económico del impacto sea bastante menor. El riesgo es que se prolongue hasta entrada la primavera o comenzando el verano. Allí sí habría un impacto económico más real. No hay que adelantarnos, hay una estrategia que la está haciendo el gobierno en las tareas de prevención que las articula el ministro de Agricultura. En cuanto a impacto económico lo estamos calculando en distintos escenarios. Pero es imporante tomar en cuenta que hemos trabajado mucho en gestión de desastres. Antes del 2011 no había gestión de desastres. Ese año impulsamos un programa presupuestal con S/. 69 millones. El 2014 hemos destinado S/. 1.940 millones y este año S/. 2.140 millones en los tres niveles de gobierno en múltiples sectores para gestión de desastres y prevención. Además, la primera medida de impulso fiscal que presentamos el primer trimestre del 2014 y se aprobó en mayo, da S/. 3.100 millones enfocados en prevención y mitigación. Estamos destinando recursos como nunca para que el Estado se prepare en todos los niveles de gobierno. Pero evidentemente siempre que se da un desastre de la envergadura de lo que podría ser un Niño, se va a encontrar efectos y para eso estamos trabajando y se le ha dado S/. 200 millones al ministerio de Agricultura para gestión de impacto inmediato.

larepublica

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el agosto 3, 2015 por en Noticias.

Gerizim Inmobiliaria

Informes@gerizim.com.pe
Visitanos en facebook, twitter o nuestra página web, solo sigue los links de las imágenes

Derechos de autor

En este blog se respetan los derechos de autor, es por esta razón que toda fuente consultada al final de su presentación indica la dirección de la fuente primaria.
Follow Gerizim Inmobiliaria on WordPress.com

Gerizim Inmobiliaria

A %d blogueros les gusta esto: