Gerizim Inmobiliaria

Espacios de vida

Nuevas tendencias del mundo inmobiliario


mobile1
por Bixente Iván Maisterrena Alemán

EL PASADO PASADO ESTA

El 13 de enero de 2005, en Nueva York, un tiburón embalsamado por el artista británico Damien Hirst, de dos toneladas de peso, capturado en Australia en 1991 y para entonces bastante deteriorado y poco agradable, logró alcanzar el exagerado precio de 12 millones de dólares en el mercado del arte de Manhattan. En 2.007 Hirst pintó una nariz roja en un retrato de Stalin rechazado tiempo antes por Christie’s y propiedad de un crítico gastronómico británico. Tras esa pequeña intervención del artista, el cuadro rechazado se vendió en la famosa casa de subastas por 140.000 Libras. Para entonces Damien Hirst era una marca o como dijo el economista Don Thompson “algo que sustituye al juicio crítico”, es decir, una mercancía objeto de ridícula sobrevaloración. Jerry Saltz, crítico de arte de Village Voice, lo describió perfectamente: “Sus cuadros son etiquetas. Como Prada o Gucci. Por una cantidad entre 250.000 y dos millones de dólares, los pardillos y los especuladores pueden comprar una obra de arte que no es más que un nombre”.

España disfrutaba de los últimos años de un rápido y perturbador desarrollo económico propulsado por un mercado inmobiliario, que como el mundo del arte, era especulativo e inflacionista y además era alimentado generosamente por el crédito fácil y barato. Todo terminó con la llegada de la crisis financiera mundial, el fin del crédito y el consecuente estallido de nuestra burbuja inmobiliaria. Los precios cayeron y las expectativas de “pardillos y especuladores”, se esfumaron dejando tras de sí, una sociedad sobreendeudada inmersa en una larga recesión económica, con altísimas tasas de desempleo, con una dolorosa pérdida de capacidad adquisitiva resultado de la disminución de los salarios y con una fuerte reducción del gasto público y de los estímulos económicos. Es el relato que todos conocemos y padecemos.

Pero algo más sucedió en la década del tiburón y el retrato de Stalin. Hablamos de la explosión de internet y la democratización tecnológica. La forma en que el individuo se informa y trabaja o la manera en que se comunica o se divierte, ha sido transformado radicalmente gracias al acceso fácil y barato a las soluciones tecnológicas antes reservadas a las grandes empresas o a las élites sociales. Este hecho sumado a una situación económica que ha alterado nuestras expectativas dibuja transforma el presente y señala nuestro futuro.

UN NUEVO CLIENTE PARA LA VIVIENDA

Tras la crisis se percibe que la situación económica doméstica no mejora, aun así, la voluntad de cambiar de vivienda sigue latente. A pesar de la situación percibida, un 25% de la población tiene intención de mudarse a corto o medio plazo y un 30% lo hará si encuentran algo interesante. En el contexto actual, crece no solo la población que alquila, sino también la predisposición a alquilar; pero en España el sentimiento de propiedad sigue siendo importante, ya que se le atribuyen ciertas connotaciones como estabilidad y prestigio social.

El informe de “Tendencias de futuro en torno a la vivienda” de SOLVIA-INNOVA señala que el proceso de adquisición sigue siendo una barrera para muchos. También señala que “la transición de una etapa a otra genera cambios de velocidad que incrementan el estrés y la inseguridad. La falta de visión global del conjunto del proceso y una buena gestión de expectativas hacen que las personas se sientan indefensas o con una alta tensión emocional ante un proceso que, en general, sigue siendo considerado como tedioso”.

El poder del individuo será pieza clave para la construcción de la vivienda del futuro. Será el propio consumidor quien aporte ideas y tenga capacidad de decisión sobre el diseño. Las viviendas tendrán un carácter lúdico y funcional que aporte experiencias gratificantes para el consumidor. Veremos la necesidad de digitalizar los hogares, otorgarles la posibilidad de mantener objetos y dispositivos conectados a internet que permitan una nueva dimensión del confort, la conveniencia, el control y la seguridad. La existencia de millones de domicilios con internet de banda ancha y wi-fi y la gran penetración en España de los “smartphones” y las tabletas son los primeros signos de la casa inteligente. La multitud de “gadgets domésticos”, mandos globales o el “internet de las cosas” son otros aspectos a tener en cuenta en un futuro no muy lejano. Asimismo el ahorro energético y la vivienda sostenible, supondrá un gran valor añadido e incluso una exigencia primordial en las normativas que apuestan y apostarán por mejorar “la parte invisible” de las edificaciones y su uso eficiente.

UN NUEVO MERCADO

El cliente manda. Vivimos inmersos en la llamada multicanalidad, conectados entre nosotros a través de los “smartphones” y las redes sociales, compartiendo en tiempo real, nuestra vida diaria o nuestras experiencias con nuestras marcas o productos preferidos y generando un enorme repositorio digital de datos o “Big-Data” de proporciones inmensas. El análisis de esos datos resulta esencial para acometer estrategias empresariales eficaces y rentables como la microsegmentación de un mercado o de un producto o la personalización de la oferta hasta extremos nunca conocidos.

Con la poderosa armas de las redes sociales, la tecnificación sin límites del “boca a boca”, el cliente tiene el poder suficiente para tomar parte en las decisiones de la empresa. Intervienen activamente en un proceso colaborativo de ideas y propuestas llamado Crowdsourcing. Por ejemplo marcas como Freixenet, Lays, Honda o Heineken, han dejado en manos de sus fans decisiones como la elección del diseño de una botella, el contenido de un spot publicitario o la creación del próximo sabor de una patata frita.

¿Qué ocurrirá con los establecimientos comerciales?. Se prevé que en unos cuantos años su número disminuirá de forma significativa. Según el proyecto “Retail 2020: Reinventando la distribución minorista (una vez más)” realizado para el comercio minorista por IBM y la New York University Stern School of Business en Estados Unidos pero perfectamente aplicable a otros mercados maduros como el nuestro, indica que los problemas generados por la crisis continuarán incrementándose a medida que nos acerquemos al 2.020.

El retail se bipolariza y su segmento medio reduce su cuota de mercado dando paso al lujo y a los discounters que dominarán la mayor parte del mercado. Los consumidores que entonces tengan 60 ó 70 años ya no podrán gastar lo mismo en productos de consumo. Estarán más preocupados por el cuidado de los ancianos, sus hijos en paro o sus ahorros para la jubilación. Los hijos de la “generación del milenio” que en ese año rondarán los 30, los que han crecido con internet para todo, son los que marcarán el ritmo de los tiempos. El comercio deberá adaptarse al canal online a menos que sus propuestas de valor sean tan diferenciadoras que exploten las ventajas de sus tiendas físicas de un modo más efectivo. Las plataformas móviles, los sensores inteligentes y las redes sociales fomentarán nuevas formas de compra y el cliente será un “consumidor inteligente” que exigirá al distribuidor el modo en que desean ser atendidos. Si a esto añadimos que la mayoría de las previsiones de crecimiento del comercio minorista no son muy alentadoras, podremos vislumbrar un futuro con un claro exceso de espacio disponible.

Asimismo los costes de un espacio físico de oficinas resultan caros en comparación con el coste de las soluciones digitales de los espacios de trabajo. La información de la empresa está on-line, los empleados interactúan en un espacio virtual entre ellos mismos o con los mejores profesionales del planeta a un precio muy competitivo sin necesidad de estar juntos en un mismo espacio físico. Ahora pueden verse, hablar entre ellos y seguir el progreso de su trabajo en tiempo real, todo ello sin necesidad de reunirse físicamente. Los espacios de trabajo en éste sector también se verán reducidos notablemente.

ALGUNAS TENDENCIAS TECNOLOGICAS

  • BIG-DATA: Mediante el BigData, podemos encontrarnos con la posibilidad de analizar la oferta y la demanda en tiempo real para jerarquizar la salida de activos inmobiliarios o para disponer en nuestros despachos de datos microsegmentados o microlocalizados que permitan desarrollar proyectos inmobiliarios en el momento más oportuno.
  • BYOD: Los empleados de una inmobiliaria llevarán sus propios dispositivos a su lugar de trabajo para tener acceso a recursos de la empresa tales como correos electrónicos, bases de datos y archivos en servidores así como datos y aplicaciones personales. Esta tendencia tendrá sus pros en cuanto que ayuda a ser más productivo y sus contras en cuanto a seguridad, ya que los datos de la empresa pueden ser filtrados a través de muchos dispositivos que dependen exclusivamente de su propietario.
  • VIDEO MOVIL: El video móvil se consolida como una estrategia eficaz en las estrategias de marketing inmobiliario. Christian Sterner, fundador de WellcomeMat, una empresa nortamericana dedicada al hosting de videos inmobiliarios, dice que “la lectura es más difícil de hacer cuando usted está en movimiento, y esto es una gran propuesta de valor para el video móvil y los listados generados automáticamente. Hay algo que decir acerca de la flexibilidad del video: los espectadores pueden escuchar el audio y / o ver los videos que usted proporciona. Los clientes no tienen que agotarse poniendo atención en un texto, y por estas razón creemos que el video móvil ganará terreno en el sector inmobiliario “.
  • SENSORES BASADOS EN BEACON: Los sensores iBeacon son una especie de testigos silenciosos de nuestro paso por todo tipo de entornos físicos. Estimote, una empresa que ya los comercializa, ofrece estas singulares “balizas” para su implantación por ejemplo en tiendas, de modo que detecten el paso de potenciales compradores. Al detectarlos, esos dispositivos pueden enviar “publicidad contextual” de la tienda, con ofertas especiales en cada momento que puedan ser de interés para los usuarios.
  • LAS APP: Los dispositivos móviles se han convertido en uno de los principales medios de conexión a la red, siendo ya una verdadera alternativa a las formas tradicionales. Hoy en día tener presencia en la red, no es suficiente para una empresa. Las nuevas reglas del juego, hacen necesario que los contenidos sean además accesibles a través de cualquier dispositivo móvil. En este sentido, no sólo es fundamental disponer de una web adaptada para su visualización en teléfonos móviles (web responsive), sino que además hay que contar con una aplicación personalizada lo que supone un elemento diferenciador, así como una interesante herramienta publicitaria. Como las aplicaciones móviles son muy numerosas, un aspecto muy importante en el futuro de estas aplicaciones será su posicionamiento dentro de las listas de aplicaciones móviles.
  • LA IMPRESION 3D: Algunos consideran la impresión 3D como la reinvención de los procesos de fabricación industrial. Jones Lang Lasalle, una de las principales empresas mundiales del sector inmobiliario hizo un informe en el que expone que la impresión 3D y la “nueva revolución industrial” crearán nuevas oportunidades para los promotores e inversores inmobiliarios. En los próximos años es muy posible que cada oficina posea una impresora 3d en el sector inmobiliario.
  • LOS ENTORNOS 3D: Joel Burslem de 1000watt escribió el año pasado que los entornos 3-D son la próxima dimensión del sector inmobiliario online. Empresas como Floored generan modelos 3D para el sector inmobiliario. Las fotografías y los planos dejan mucho a la imaginación pero un modelo 3D genera un espacio real en la realidad virtual. Podemos mostrar al cliente como quedan dos locales comerciales de nuestra cartera unidos y reformados. El cliente puede interactuar con él, experimentar el espacio como si fuera real. Asimismo Inside View permite al usuario recorrer virtualmente un negocio desde el interior. La experiencia permite al usuario desplazarse desde la vista exterior a los planos de distribución interior.
  • LA TECNOLOGÍA WEARABLE: Productos como las google glass no han tenido una gran aceptación en el mercado. Han generado muchas críticas. La tecnología wearable (Galaxy Gear) continuará ganando impulso en 2014 y serán un reto más en los entornos laborales BYOD
  • EL INTERNET DE LAS COSAS: La idea es tan sencilla como compleja, puesto que se trata de que todo lo que nos rodea esté conectado a la red. Integrando pequeños chips en dispositivos tan cotidianos como una nevera o un inodoro, podremos conocer información al instante sobre estos aparatos y su utilización en nuestra vida doméstica. En el mundo inmobiliario por ejemplo, un edificio conectado podrá ser analizado en tiempo real y optimizado energéticamente. Su sistema de incendios conectado a la red podrá informarnos en todo momento y al instante de cualquier incidencia en nuestra vivienda aunque no estemos presentes en el mismo.

drawing-1-300x150

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el julio 30, 2015 por en Tendencias.

Gerizim Inmobiliaria

Informes@gerizim.com.pe
Visitanos en facebook, twitter o nuestra página web, solo sigue los links de las imágenes

Derechos de autor

En este blog se respetan los derechos de autor, es por esta razón que toda fuente consultada al final de su presentación indica la dirección de la fuente primaria.
Follow Gerizim Inmobiliaria on WordPress.com

Gerizim Inmobiliaria

A %d blogueros les gusta esto: