El Decreto Legislativo 1177 que establece el Régimen de Promoción del Arrendamiento para Vivienda genera tres modalidades nuevas para el mercado inmobiliario: Contrato de Arrendamiento de Inmueble destinado a vivienda, Contrato de Arrendamiento con opción de compra de Inmueble destinado a vivienda y Contrato de Arrendamiento- financiero (leasing) de inmueble destinado a vivienda.

En esta primera parte, te hablaremos del Contrato de Arrendamiento de Inmueble destinado a vivienda. En este contrato de alquiler, como en los otros dos, se contempla la protección legal  para las personas o empresas que desean alquilar un inmueble al facilitar el desalojo de un inquilino que deba 2 meses consecutivos. Asimismo, los alquileres serán depositados en un banco.

Un aspecto resaltante de esta primera modalidad es que se exonerará del pago del IGV por un lapso de tres años a las personas jurídicas que se dediquen al alquiler de viviendas.

Para esta modalidad, es necesario firmar el FUA (Formulario Único de Arrendamiento de inmueble destinado a vivienda) e inscribirlo en el Registro Administrativo de Alquiler de Vivienda (RAV) que es creado también por este decreto y que está a cargo del Fondo Mivivienda.